La Vida

La Vida

Imagen

Abriendo los ojos y no la boca

abriendo ojos y no abriendo boca

Imagen

Dolor y Sufrimiento

dolor y sufrimiento

El dolor es necesario, momentáneo e inevitable, el sufrimiento es opcional y dura lo que uno quiere.

Inútil quejarme del ardor sin alejar la mano del calor.

El dolor es mensaje y aprendizaje, el sufrimiento es masoquismo y auto-castigo.

El que sufre sueña con el Cielo construyendo su propio infierno.

Kenny Pineda.

Soltar las Redes

Una hermosa canción de Agustina Carranza.

Gratitud y Felicidad

gratitud y felicidad

“La GRATITUD es la madre de la FELICIDAD”.

Kenny Pineda.

No te rindas – Alex Ubago

No te pares a buscar caminos que no tienen final,
escucha siempre a tu corazón, y él te guiará.

¡Vuela alto!

Los obstáculos

obstaculos

Los obstáculos a nuestro paso son solo pruebas. No son límites, son medios para decidir seguir con firmeza y seguridad.

¡Agradéceles!


Kenny Pineda.

Siempre y Nunca

siempre y nunca (2)

“Siempre y Nunca”

…Las dos más grandes mentiras.

Podríamos sustituir esas palabras por unas que sean reales y no nos hagan daño.
“Hasta ahora…”, “Esta vez”, “Con muy poca frecuencia”, “Con bastante frecuencia”, “Constantemente”, “A veces” etc.

Seamos más realistas y asertivos.

Nuestra forma de expresarnos es un reflejo de nuestra forma de pensar y de nuestra forma de Vivir.


Kenny Pineda.

Somos como Olas

olas2

“Somos como las olas del mar que necesitan replegarse para extenderse después”.

Kenny Pineda.

El Jardín de mi Vida

jardín de la Vida

Contemplando el jardín reflexionaba en que la Vida es como un gran campo de tierra fértil, donde lo que plantes será lo que obtengas…

La semilla que te propongas plantar y hacer crecer con amor, dedicación y constancia será la que te haga ver lo que en un principio era sólo una intención.

Un propósito es una semilla que si cuidas, riegas y abonas constantemente resultará en la flor o el fruto deseado.

Debemos sembrar lo que queremos y no lo que no queremos. Si plantamos una semilla de determinado fruto no podemos esperar obtener uno distinto.

El trabajo frecuente en el campo es el que hará que nuestro fruto llegue hasta nuestras manos y lo podamos compartir y disfrutar, no hay más.

Todos estamos plantando semillas en nuestro campo a cada instante y todas nuestras acciones son abono o veneno para ellas.

No nos preguntemos por qué no obtenemos lo que deseamos si la respuesta es obvia.

Hagamos crecer lo que queremos que crezca y saquemos de raíz la mala hierba. Plantemos lo mejor y hagamos un jardín de nuestro campo de tierra fértil.

Seamos responsables de las semillas que plantamos y los cuidados que requieren, en vez de culpar a la tierra por no darnos lo que queremos sin hacer nuestra parte.

Kenny Pineda.

Anteriores Entradas antiguas