CADENA DE FAVORES

cadena de favores

Que no se nos olvide que “La vida es una cadena de favores…”

Hacer un favor no es un pagaré por cobrar y mucho menos con intereses.

Al momento de reprochar lo que hicimos por otro, el favor deja de ser favor para convertirse en un negocio, un trueque mal intencionado.

Esperar ser recompensados por la persona a la que ayudamos,  midiendo y comparando el favor, no es generosidad, es control, es manipulación, es conveniencia.

Lo que yo hago por ti, alguien más lo hará en algún momento por mí, o bien, ya lo han hecho… Lo  que  hoy haces por mí, yo lo haré por alguien más, o ya lo hice.

No nos debemos nada… no existen deudas en cuestión de favores, ayuda, apoyo… Porque la vida misma se encarga de pagarte las acciones benévolas para con los demás.  La ley de causa y efecto no se deja corromper, es insobornable,  a cada quien se le da lo que le corresponde,  y existen múltiples canales de recepción.

-“La mejor forma de pagarme, es haciendo esto por alguien más, en algún momento”. “Cuando yo necesité, alguien me ayudó, y ahora que puedo ayudar, lo hago pensando en que así es la Vida… UNA CADENA DE FAVORES”- Esto me dijo una amiga muy especial,  al apoyarme en una situación complicada. Años más tarde,  llegó alguien que necesitaba un favor muy similar al que me hicieron con anterioridad… y sé que esa persona, algún día, tendrá la oportunidad de ser un eslabón más en esta cadena. Desde las palabras de mi amiga, esa es una de mis filosofías favoritas…

Principalmente me ha llevado a dar o hacer por otro lo que quiero, desde esta postura de lo que mi corazón quiere dar y por la propia satisfacción (qué es mi ganancia) al hacerlo. No poniéndolo en una lista cuyo título sea “pendiente por cobrar”. Me ha ayudado a ser responsable en la cuestión de que “nadie me obliga o me presiona a dar o a hacer”, YO QUIERO DAR, YO QUIERO HACER, YO ELIJO AYUDAR, YO ELIJO APOYAR.  Yo soy responsable de lo que doy  y no hago responsable al otro por recibir lo que yo elegí  dar.

“Evita hacer favores que no quieras hacer, porque en estos casos los favores tienen altos costos, impagables en muchos casos,  no sólo para la persona que necesita de él, sino para ambas partes, es decir, los favores que no quieren hacerse, pero se acaban haciendo, se pagan con altos intereses,  tanto por quien los recibe, como por quien los hace”. La carga emocional es un abono pesado, constante y en muchos casos infinito… nunca se acaba de liquidar una deuda de este tipo. Ya sea que nos sintamos endeudados de por vida con quien nos hizo ese “favor” o que la persona que nos lo hizo sienta que cada acto nuestro, está o tendría que estar relacionado a ese favor que un día  hizo por mí,  y nos convertimos en: “Mal agradecidos”.

Todo lo que damos nos es devuelto, ¡Todo! También la intención con la que hacemos o damos, también aquello que no se puede percibir en el plano material o físico.

Si sentimos que el mundo entero está en deuda conmigo, quizá es que “yo me siento en deuda con alguien y sobre todo conmigo mismo” y necesito ponerlo afuera para darme cuenta de lo que hay dentro. “COMO ES AFUERA, ES ADENTRO” Así pasa cuando sentimos que todos son ingratos, lo que muy probablemente esté pasando es que yo sea quien se siente ingrato con algo, con alguien, o conmigo mismo en especial y tenga que verlo proyectado afuera para que haga conciencia de esto.

Que desde hoy lo que des, sea desde el corazón, que brindes un saludo, una sonrisa a aquellos que te rodean, porque  quien da, lo mejor que puede recibir es la satisfacción que está ya implícita, sin esperar un pronto pago de vuelta… de eso la Vida se encarga.

recompensa

Luz y bendiciones.

Kenny Pineda.

Anuncios

Incapaz de Cambiarte

dejar ir

“Me reconozco y me acepto incapaz de cambiarte”

A simple vista estas palabras pueden parecer muy obvias, trillada es la frase de “No podemos cambiar a nadie más, únicamente a nosotros mismos” y muchas frases más relacionadas a esto, pero, ¿Realmente las entendemos y actuamos en congruencia con ellas?

Esta frase puede resultar liberadora si entendemos su profundidad, “Me reconozco y acepto incapaz para cambiarte” significa que reconozco que no tengo el poder sobre ti, que no conozco las razones que tienes para decidir lo que decides, para actuar como actúas, me doy cuenta de ello y lo acepto, acepto que no tengo el poder sobre ti ni sobre tus acciones, cada cabeza es un mundo, cada uno tiene sus propios pensamientos, sentimientos, decisiones, acciones y desde ese sitio cada uno tiene la verdad y la razón, no voy a pelear contra ello…

Pasa que queremos que el otro actúe como nosotros “lo haríamos”, pasa que luchamos en una batalla sin fin para que el otro cumpla con mis expectativas y sus acciones sean tal cual las espero, tal cuál las necesito, tal cual me gustarían, y si no es así, -yo puedo hacer que pase…- -mi amor,lo o la va a cambiar-, -cambia por favor, porque tú eres el que está mal-, -y es que, si fueras diferente…-.

Mi NECEsiDAD de que el otro cambie no es más que mi NECEDAD de no cambiar yo o/y mi NECEDAD de no cambiar mis decisiones. (No me gusta esto de ti y me aferro a que lo cambies, porque es más sencillo  dejarte la responsabilidad a ti, que tomar la responsabilidad de mí mismo.

Kenny Pineda

Aprendamos a relacionarnos mejor…

interacción familiar

A veces nos preguntamos por qué cada vez hay o se ven más relaciones  tóxicas… sería bueno que pusiéramos atención en las dinámicas familiares… si la toxicidad es nuestro patrón, y ya estamos familiarizados con ello, de tal forma que es lo único que “conocemos”, nos será mucho más difícil construir una relación de pareja sana. No porque no queramos romper dicho patrón o porque no aspiremos a lago mejor… es increíble como puede programarnos la escuela familiar en la que crecimos y nos desarrollamos.

Ciertamente como padres tenemos una enorme responsabilidad en cuanto a ello, somos el ejemplo, no sólo en la forma en que interactuamos con nuestra pareja, sino que también en la interacción con nuestros propios hijos… ¿Estamos criando personas dependientes? ¿Estamos acostumbrando a nuestros hijos a las órdenes sin darles la oportunidad a que expresen sus puntos de vista? “Sé obediente y sin chistar”, “Quédate calladito…”, ” Si yo te doy, tengo todos los derechos sobre ti” o al contrario… “No te dejes, si te gritan grita, si te pegan, pegas” Es ilógico que como padres señalemos con el dedo acusador a nuestros hijos y les cuestionemos el por qué de sus conductas… es algo que aprendieron, sólo basta echarse un clavado al pasado o incluso al presente… ¿Cómo sigue siendo la interacción con mis hijos? ¿Que les enseñé y les sigo reafirmando?

Cuando somos hijos adultos podemos tomar parte en el asunto en cuanto a la desprogramación, los introyectos y reconstruirnos, sin embargo, sería importante que expandamos nuestra conciencia y que esto sea un trabajo generalizado de padres e hijos…

Nadie nos enseña a ser padres, pero siempre podemos hacer algo por mejorar.

¡La unión hace la fuerza!

Kenny Pineda

Agradecido… sobre todo con uno mismo

auto-abrazo

A menudo agradecemos a los otros su presencia, su compañía, su cariño, su apoyo, su honestidad… sin embargo, se nos olvida agradecernos a nosotros mismos la fortaleza con la que enfrentamos y superamos circunstancias complejas.

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y te sonreíste como le sonríes al mejor amigo o a la gente que te rodea, pensando o mencionando: “GRACIAS”?

¿Cuándo fue el más reciente auto-agradecimiento a ojos cerrados, pensando en todo lo que eres y todo lo que has hecho por ti mismo?

¿Con que frecuencia te abrazas y te dices gracias por ese apoyo, cariño, respeto, honestidad y compañía para contigo mismo?

Porque si eres una persona gentil y agradecida con los demás, pero no contigo… ¡aguas! Algo va mal… quizá eso no sea ni gratitud ni gentileza auténtica, sino sólo una pantalla y/o un método vano para buscar convencerte de lo que eres y lo que vales a través de alguien más.

¡Nunca es tarde para comenzar por agradecerte a ti mismo(a), hoy no es tarde para comenzar por ti!

Kenny Pineda

Reconstrucción

reconstrucción

¡Calma!

Cada peligro representa una oportunidad,  cada final es un inicio, cada crisis le abre paso a cambios benéficos, cada destrucción trae consigo la posibilidad de una reconstrucción.

¡Evolución..!

Kenny Pineda

Resultados extraordinarios

Man jump

¡Si quieres resultados extraordinarios, haz esfuerzos extraordinarios!

Bonito tu día!
Kenny Pineda.

Somos el mundo


Una hermosa canción para esta semana que nos ayuda a recordar que somos parte de un todo, que todos somos uno.

El AMOR es el lenguaje universal.

Kenny Pineda.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes