Distintas caras, distintas historias, pero el mismo patrón. 

patrones

 

 

Si nos encontramos repitiendo un mismo patrón a pesar de saber que hemos trabajado en ello, muy probablemente es que la creencia limitante que lo sustenta siga ahí y no haya sido arrancada de raíz y sustituida por una creencia potenciadora.

Esa creencia sigue brindándonos una sensación o estado de, seguridad y/o placer que nos mantiene resguardados de algo que consideramos peligroso. Hay ganancias aun significativas en preservar esa creencia.

Mientras no seamos capaces de renunciar y soltar esa fuente externa de protección, seguiremos viviendo una experiencia similar a la anterior. Sin embargo, el expresar y auto-reprocharnos que tanto trabajo personal no ha servido de nada, es una mentira que decidimos contarnos para victimizarnos y no hacernos responsables, es una visión nada objetiva, ya que, aunque la experiencia sea parecida, nunca será la misma.

En la experiencia anterior aprendimos algo y modificamos. Hay ciertas cosas que ya no son iguales y por eso, la experiencia no puede ser -“otra vez lo mismo”-.

En esta experiencia similar, habremos de aprender una nueva cosa que hará que la siguiente sea diferente, aunque parecida.

Así, vamos avanzando en nuestro camino de progreso, a veces a pasos agigantados, otras tantas a paso de gallo- gallina, pero es imposible que siempre estemos en las mismas condiciones.

Claro, el trabajo personal nunca cesa, cuando creemos tener un tanto resuelto, aparece una nueva cosa que trabajar, pero uno decide si lo ve como una carga pesada o si lo vive como un nuevo experimento en esta hermosa aventura que es Vivir.  

Kenny Pineda.

 

Anuncios

El fracaso

el fracaso

 

“Fracaso” es una palabra que a nadie nos gusta, porque la pensamos y/o pronunciamos generalmente con un gran peso emocional, sin embargo su significado no es tan grave.

Fracaso: Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. Suceso adverso e inesperado.

Sólo hay fracaso si existen expectativas, y es común tener expectativas cuando trazamos una meta, cuando vamos por un objetivo, cuando nos proponemos algo y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos en el momento para lograrlo.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez, con más inteligencia”. Con mayor inteligencia incluso emocional. Practicando la auto-honestidad, sincerándonos con nosotros mismos, aceptando nuestros errores, nuestras limitaciones y comprometiéndonos con nosotros mismos a modificar lo que se considere con conciencia, puede ser modificado en beneficio de uno mismo, y del objetivo.

El fracaso nos habla de una falla en la fórmula, en el procedimiento, en las acciones. Habla de eso, de las decisiones que tomamos en algún momento, no de uno mismo en su totalidad.

Las decisiones, las acciones se pueden cambiar, y por ende el resultado será diferente.

El fracaso brinda experiencia, brinda aprendizaje, sólo entonces vale la pena.

¡Luz y bendiciones para nuestras nuevas decisiones!
Kenny Pineda

Heridas

heridas emocionales

Demasiadas marcas traemos del pasado; heridas sin sanar, cicatrices, costras… cómo para seguir coleccionando más y más mientras caminamos.

Acumulemos experiencias y aprendizajes, no dolores y rencores.

Los corazones necesitan fortalecerse, no debilitarse… Nuestras almas necesitan vitaminas, no veneno.

Kenny Pineda.

Experiencia – Crecimiento

The person overcomes difficulties and aspires to the purpose and dream.

No hay Crecimiento si no Experimentamos.

Nuestra vida está repleta de experiencias que nos han aportado algo. Incluso lo que frecuentemente etiquetamos como “malo”, trae implícito una enseñanza, son experiencias para nutrirnos, herramientas de las cuales nos hacemos a lo largo de nuestra Vida para continuar y mejorar. Pruebas, ensayos, oportunidades.

La experimentación es una forma de conocer y de practicar nuestros conocimientos.

De la experiencia se van formando las aptitudes, actitudes, capacidades, valores, etc. Todo aquello que en determinado momento nos sirve para afrontar otra nueva experiencia con un kit más completo, y por tanto, somos y nos sentimos más preparados para nuevas situaciones.

La clave está en recordar que “Tengo lo necesario para hacerle frente a este hecho y aprenderé lo que me haga falta aprender”

Asumir los desafíos y los retos de la Vida nos hace crecer. Son necesarios para la evolución.

Kenny Pineda.

Sabiduría; “La varita mágica”

sabiduría

La “varita mágica” para darle solución a un problema o desafío de la Vida se llama Sabiduría.

La Sabiduría no consiste en el cúmulo de conocimientos, sino en la aplicación de ellos en la Vida diaria en base a las experiencias, lecciones y enseñanzas que ella nos da.

Todos tenemos “una varita mágica”, algunas veces a la mano, otras veces olvidada en el cajón. Lo cierto es que la varita pierde su poder gradualmente si la dejamos de utilizar y se refuerza mientras más uso le demos.

Una mente intranquila, angustiada, saturada, es una varita mágica empolvada.

Es hora de desempolvarla y activar su poder…

Kenny Pineda.

Dolor y Sufrimiento

dolor y sufrimiento

El dolor es necesario, momentáneo e inevitable, el sufrimiento es opcional y dura lo que uno quiere.

Inútil quejarme del ardor sin alejar la mano del calor.

El dolor es mensaje y aprendizaje, el sufrimiento es masoquismo y auto-castigo.

El que sufre sueña con el Cielo construyendo su propio infierno.

Kenny Pineda.

¿Por qué Yo?

por qué yo

¿Por qué yo? Es una pregunta que pocas veces, si no es que ninguna, nos llevará a un crecimiento y hacia una lección. Generalmente esta pregunta nos la hacemos ante una situación compleja.

Si se trata de encontrar una respuesta a este cuestionamiento, ésta será: “Por que yo soy capaz…”

Pero para completar la respuesta debemos hacernos entonces otra pregunta… ¿Para qué?

El para qué nos lleva directamente hacia la lección de Vida que debamos aprender para seguir creciendo.

Cuando respondemos a esta pregunta y sabemos claramente el para qué, entonces podemos encontrar el “cómo”, que también es indispensable para salir de la situación y encontrarnos victoriosos y fortalecidos.

Recuerda cada vez que te venga a la mente en una situación compleja el ¿por qué yo?, hacerte también las preguntas ¿para qué? y ¿cómo?, sólo así encontraras el camino y las soluciones.

Kenny Pineda.

Anteriores Entradas antiguas