Crucé

crucé

No comprendía lo que estaba sucediendo, no sabía hacia dónde me conducía lo que estaba pasando…

Me sentía en tierra desconocida y abandonada, sin linterna ni mapa, sin embargo, seguía avanzando.

Entre tanta incertidumbre, dentro tenía la certeza de que algo se estaba acomodando en mi interior. Que mi sabiduría interna sí sabía el propósito.

No dejé de tener miedo, pero el miedo no me haría retroceder al viejo lugar conocido, incómodo y saturado de infelicidad.

Podía no saber hacia dónde me dirigía, pero sabía perfectamente a dónde no quería volver y seguí,

Una pregunta me motivaba… ¿Qué hay después de esto?

Venía de un sitio atroz, me había quedado sin esperanzas de que nacieran nuevas flores ahí, de que algo mejorara, me rendí en una batalla innecesaria y desgastante.

Había decidido avanzar hacia cualquier otra cosa que no fuera lo mismo.

Callaba una y otra vez a esa voz saboteadora que me decía: “No hay nada mejor”, “Ni lo intentes, sabes que volverás”, “Ya has regresado antes, al primer temor”, “Vuelve”.

-¿Qué hay después de esto?- volvía a preguntarme y la curiosidad y el entusiasmo al cuestionarme, me hacían dar un paso más.

No sabía que había más allá, nunca quise averiguarlo por terror de que fuera peor, antes estaba segura de que así sería, pero esta vez no, Algo dentro y mi experiencia tan dolorosa, me decía que algo mejor había para mí, que merecía vivir otras cosas.

Y no paré… no me conformé!

Crucé, salté, escalé… unos días con llanto y otros con sonrisas, unas noches con temor y otras con una ferviente esperanza. Pero no me detuve, no regresé.

Hoy me agradezco y le agradezco…

Hoy festejo mi fortaleza, mi convicción, mi temple para salir de donde ya no quería estar, pero que contemplaba como el único lugar.

Hay más, mucho más… Y nunca lo hubiese sabido sin la valentía de descubrirlo, de crearlo.

Sé irme y sé sobre todo,que puedo volver a hacerlo en caso de ser necesario.

Aferrarme a la infelicidad, ya no es opción para mí.
Crucé, y cada día me lo aplaudo.

Kenny Pineda.

Anuncios

Esta es una buena oportunidad para…

oportunidad para

¿Estás pasando por una situación crítica?

¿Atraviesas un cambio importante?

Es muy común que nos enfoquemos en lo que dejamos atrás que nos causaba beneficio o placer, es común centrar nuestra atención en lo que perdemos, en lo que tuvimos y ya no tenemos, en eso que se nos va de las manos y eso puede servir como reflexión, sin embargo, el quedarnos enganchados en el pasado, no nos dejará avanzar, o por lo menos nuestros pasos serán mucho más pesados. 

Instalarnos en el pasado se vuelve un mal habito, un estilo de Vida que nos causa sufrimiento y deteriora nuestra capacidad de gozo en el presente. 

¿Qué tal si probamos haciendo algo diferente hoy?

Te propongo tomar pluma y papel, poner como título “Esta es una buena oportunidad para…” y debajo ir haciendo una lista de lo que se te vaya ocurriendo en este momento y en los siguientes días.

Irás encontrado cosas que te motiven, que te cambien la perspectiva, tu mente y tu estado de ánimo fluirán cambiando los pensamientos que te tienen atorado, mirarás al frente y no hacia atrás. Tu panorama se abrirá, verás cosas que antes no tomabas en cuenta y tienes la gran oportunidad de comprometerte con lo que elijas de tu lista.  Un pequeño cambio basta para que los resultados sen diferentes.

Anímate, podrías perder más de lo que has perdido hasta ahora, con mirar hacia atrás te estás perdiendo ya, de lo maravilloso que es construir tu presente, y mirar un paisaje nuevo y bello. ¡Evita perder, por miedo a perder!

Es cierto que hoy estás viviendo efectos de tu pasado, pero mañana vivirás los efectos de tu presente. ¡Conéctate a la Vida y sigue, tu vida aún no ha terminado!

Todo cambio ofrece oportunidades… ¿Cuáles son las tuyas?

¡Bendiciones y luz para tu camino!

Kenny Pineda

Responsabilidad e Irresponsabilidad

autoconocimiento1

La responsabilidad va más allá de levantarse temprano, tener y cuidar un trabajo, cumplir con las obligaciones…

La responsabilidad significa esta dispuesto a asumir las consecuencias de nuestras decisiones y actitudes, hacerse cargo de uno mismo, de esa parte que nos corresponde.

Si vamos por el mundo viendo los defectos del compañero, criticando, quejándonos, entonces, el resultado será: Todos y cada uno me fastidian. IRRESPONSABILIDAD.

En cambio, si vamos por el mundo reflexionando en lo que todas y cada una de las personas traen como enseñanza, pese a sus defectos o nuestra poca tolerancia para con ellos, el resultado será: Todos y cada uno me enseñan. RESPONSABILIDAD.

Evita hacerte cargo de los demás, para empezar e hacerte cargo de ti.

Si enfocas tu atención en el otro, te desenfocas de ti mismo.


Kenny Pineda

Amor o Negocio

intercambio amor

“Si el amor es a cambio de algo, no es amor, es negocio”.

Prem Dayal

El Cambio

cambio

“El cambio no duele, duele la resistencia a él…”

La gente cambia…

la gente cambia
“La gente no cambia cuando quieres que cambie, la gente cambia cuando quiere, cuando está está lista para cambiar”