Crucé

crucé

No comprendía lo que estaba sucediendo, no sabía hacia dónde me conducía lo que estaba pasando…

Me sentía en tierra desconocida y abandonada, sin linterna ni mapa, sin embargo, seguía avanzando.

Entre tanta incertidumbre, dentro tenía la certeza de que algo se estaba acomodando en mi interior. Que mi sabiduría interna sí sabía el propósito.

No dejé de tener miedo, pero el miedo no me haría retroceder al viejo lugar conocido, incómodo y saturado de infelicidad.

Podía no saber hacia dónde me dirigía, pero sabía perfectamente a dónde no quería volver y seguí,

Una pregunta me motivaba… ¿Qué hay después de esto?

Venía de un sitio atroz, me había quedado sin esperanzas de que nacieran nuevas flores ahí, de que algo mejorara, me rendí en una batalla innecesaria y desgastante.

Había decidido avanzar hacia cualquier otra cosa que no fuera lo mismo.

Callaba una y otra vez a esa voz saboteadora que me decía: “No hay nada mejor”, “Ni lo intentes, sabes que volverás”, “Ya has regresado antes, al primer temor”, “Vuelve”.

-¿Qué hay después de esto?- volvía a preguntarme y la curiosidad y el entusiasmo al cuestionarme, me hacían dar un paso más.

No sabía que había más allá, nunca quise averiguarlo por terror de que fuera peor, antes estaba segura de que así sería, pero esta vez no, Algo dentro y mi experiencia tan dolorosa, me decía que algo mejor había para mí, que merecía vivir otras cosas.

Y no paré… no me conformé!

Crucé, salté, escalé… unos días con llanto y otros con sonrisas, unas noches con temor y otras con una ferviente esperanza. Pero no me detuve, no regresé.

Hoy me agradezco y le agradezco…

Hoy festejo mi fortaleza, mi convicción, mi temple para salir de donde ya no quería estar, pero que contemplaba como el único lugar.

Hay más, mucho más… Y nunca lo hubiese sabido sin la valentía de descubrirlo, de crearlo.

Sé irme y sé sobre todo,que puedo volver a hacerlo en caso de ser necesario.

Aferrarme a la infelicidad, ya no es opción para mí.
Crucé, y cada día me lo aplaudo.

Kenny Pineda.

Es sólo una piedra en el camino

es sólo una piedra en el camino

Se te va el avión

Se te va el avión

Que se te vaya el avión, pero no pierdas de vista el destino…

Si una estrategia no te va o no te lleva, toma otra antes de cambiar el objetivo. Si tienes un sueño busca en las diversas formas una que te lleve a convertirlo en una realidad, pero no te des por vencido.
Recuerda que para un sitio pueden existir múltiples caminos, no te aferres a uno sólo, no te obsesiones con un solo método, no te cases con una sola creencia.

Cada uno elige su manera… Lo que le funciona a uno no tiene necesariamente que funcionarles a todos.
Si no hay camino, hazlo. Insiste, persiste!

Que no se quede en sueño, porque los sueños abandonados saben a frustración, a arrepentimiento. Moldea tus deseos, porque son tuyos. Si lo haces bajo las instrucciones precisas de alguien más, será el sueño o deseo de ese alguien, pero no el tuyo.

Defiende tus ideales con quehaceres propios. Traza tu mapa, elige el vehículo y ve hacia esa dirección, si no es lo que querías entonces puedes cambiar el rumbo, pero no desistas bajo una suposición vana.

Difícilmente sabrás lo que ese lugar tiene para ti sin antes estar ahí.

¡Buen camino, disfrútalo!

Kenny Pineda.

Infancia

infancia tendencia sentencia

Compartiendo una frase que en lo personal me ayudo bastante en el arte de la reflexión y para re-direccionar mi camino…

Frase escuchada en voz de una gran maestra y psicoterapeuta: Lety Ávalos.


“Infancia es tendencia, no sentencia”..

No te rindas – Alex Ubago

No te pares a buscar caminos que no tienen final,
escucha siempre a tu corazón, y él te guiará.

¡Vuela alto!

Los obstáculos

obstaculos

Los obstáculos a nuestro paso son solo pruebas. No son límites, son medios para decidir seguir con firmeza y seguridad.

¡Agradéceles!


Kenny Pineda.

¡Anda, haz tu camino!

caminante

Si esperas a que las cosas estén listas para comenzar, nunca empezarás.

Y ¿Qué se puede empezar con “nada”?

Aún aquí encontramos que es necesario el equilibrio…

Para dar el primer paso por lo menos debes contar con la voluntad de darlo.
Y si ya estuviera todo listo, ¿Qué esfuerzo implicaría comenzar?

Caminante no hay camino… ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR! (Antonio Machado)

Kenny Pineda.

Convirtiéndome en mi observador

observándome

Me convierto en mi observador y entonces me pregunto:

¿Esto que estoy haciendo me traerá felicidad y plenitud o me va a causar más caos y destrucción?

Así puedo hacerme consciente de mis decisiones y saber si me dirijo hacia el objetivo o me alejo de él.

Kenny Pineda

Deseos de conexión

conexión

“Cuando alguien está sintiendo la necesidad de acercarse a Dios, es porque está sintiendo ese deseo de ponerse en contacto consigo mismo”.

Y aquel que busca el camino, es porque ya está en él.


Kenny Pineda.

¿Por qué Yo?

por qué yo

¿Por qué yo? Es una pregunta que pocas veces, si no es que ninguna, nos llevará a un crecimiento y hacia una lección. Generalmente esta pregunta nos la hacemos ante una situación compleja.

Si se trata de encontrar una respuesta a este cuestionamiento, ésta será: “Por que yo soy capaz…”

Pero para completar la respuesta debemos hacernos entonces otra pregunta… ¿Para qué?

El para qué nos lleva directamente hacia la lección de Vida que debamos aprender para seguir creciendo.

Cuando respondemos a esta pregunta y sabemos claramente el para qué, entonces podemos encontrar el “cómo”, que también es indispensable para salir de la situación y encontrarnos victoriosos y fortalecidos.

Recuerda cada vez que te venga a la mente en una situación compleja el ¿por qué yo?, hacerte también las preguntas ¿para qué? y ¿cómo?, sólo así encontraras el camino y las soluciones.

Kenny Pineda.

Anteriores Entradas antiguas