Heridas

heridas emocionales

Demasiadas marcas traemos del pasado; heridas sin sanar, cicatrices, costras… cómo para seguir coleccionando más y más mientras caminamos.

Acumulemos experiencias y aprendizajes, no dolores y rencores.

Los corazones necesitan fortalecerse, no debilitarse… Nuestras almas necesitan vitaminas, no veneno.

Kenny Pineda.