Decisión correcta

volado
Nos aferramos a tomar “la mejor decisión”, “la decisión correcta” y… ¿quién puede saber cuál es la decisión perfecta?

Dejamos al asar elecciones importantes…

Creamos frustración al rededor de una decisión por el miedo a equivocarnos. ¿A caso no, cuando tiramos un volado, sabemos lo que queremos? ese instante en que la moneda gira en el aire, dentro de nosotros está el deseo de que caiga en una cara específica y ahí está nuestro deseo que minimizamos, negamos o rechazamos por una u otra razón.

¿Dejamos a la suerte nuestra felicidad, nuestra intensión o voluntad o peor aún, dejamos que alguien más nos indique el camino muy a pesar de nuestro verdadero deseo?

Si no sabes si negro o blanco tira la moneda, pero no para que la moneda decida por ti, sino para que te percibas en el momento del tiro y te escuches a ti mismo, para que le prestes atención a esa voz interna que ya sabe qué quiere.

No siempre podemos hacer lo que queremos, es cierto, pero también es cierto que no siempre tenemos que hacer eso que no queremos. La vida no es en blanco y negro, la Vida no es sólo extremos, la Vida tiene un catálogo de posibilidades para cada uno de nosotros y existe más de un camino.

Probablemente las circunstancias no se adecuen a lo que nosotros idealizamos, pero si existe la ancha probabilidad de elegir lo que más se le parezca, abandonar la necedad de no querer nada si no es como yo lo imagino. Existe la probabilidad de negociar con nosotros mismos sin sernos desleales.

Dale voz a tu deseo y finalmente puedes elegir qué hacer con él.

Kenny Pineda.

El fracaso

el fracaso

 

“Fracaso” es una palabra que a nadie nos gusta, porque la pensamos y/o pronunciamos generalmente con un gran peso emocional, sin embargo su significado no es tan grave.

Fracaso: Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. Suceso adverso e inesperado.

Sólo hay fracaso si existen expectativas, y es común tener expectativas cuando trazamos una meta, cuando vamos por un objetivo, cuando nos proponemos algo y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos en el momento para lograrlo.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez, con más inteligencia”. Con mayor inteligencia incluso emocional. Practicando la auto-honestidad, sincerándonos con nosotros mismos, aceptando nuestros errores, nuestras limitaciones y comprometiéndonos con nosotros mismos a modificar lo que se considere con conciencia, puede ser modificado en beneficio de uno mismo, y del objetivo.

El fracaso nos habla de una falla en la fórmula, en el procedimiento, en las acciones. Habla de eso, de las decisiones que tomamos en algún momento, no de uno mismo en su totalidad.

Las decisiones, las acciones se pueden cambiar, y por ende el resultado será diferente.

El fracaso brinda experiencia, brinda aprendizaje, sólo entonces vale la pena.

¡Luz y bendiciones para nuestras nuevas decisiones!
Kenny Pineda

Ya te preguntaste..?

image description

Para hoy, sólo unas preguntas…

¿Qué es lo que quieres?


¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo?


¿A partir de cuándo?

Para lograr lo que uno desea es necesario auto-orientarse, preguntarse a sí mismo -¿Qué quiero?-
No basta con ello para que los resultados se vean materializados, sin embargo, esto es fundamental para lograrlo.
Es importante plantearse hacia dónde se quiere ir, observar el catálogo de posibilidades que tenemos para llegar hasta ahí, estar consciente del costo/compromiso que ello implica y actuar en congruencia, pero definitivamente el arte de la reflexión es lo principal para establecer tanto metas como métodos.
Si no sabes hacia dónde ir, el camino que elijas o el que te elijan dará igual…
Tener un objetivo alimenta al entusiasmo y a la motivación, no dejes que estos dós desfallezcan por desnutrición. 😉

¡Te deseo una iluminada reflexión y materializados resultados!
¡Bonito día!

Kenny Pineda

Convirtiéndome en mi observador

observándome

Me convierto en mi observador y entonces me pregunto:

¿Esto que estoy haciendo me traerá felicidad y plenitud o me va a causar más caos y destrucción?

Así puedo hacerme consciente de mis decisiones y saber si me dirijo hacia el objetivo o me alejo de él.

Kenny Pineda

Responsabilidad e Irresponsabilidad

autoconocimiento1

La responsabilidad va más allá de levantarse temprano, tener y cuidar un trabajo, cumplir con las obligaciones…

La responsabilidad significa esta dispuesto a asumir las consecuencias de nuestras decisiones y actitudes, hacerse cargo de uno mismo, de esa parte que nos corresponde.

Si vamos por el mundo viendo los defectos del compañero, criticando, quejándonos, entonces, el resultado será: Todos y cada uno me fastidian. IRRESPONSABILIDAD.

En cambio, si vamos por el mundo reflexionando en lo que todas y cada una de las personas traen como enseñanza, pese a sus defectos o nuestra poca tolerancia para con ellos, el resultado será: Todos y cada uno me enseñan. RESPONSABILIDAD.

Evita hacerte cargo de los demás, para empezar e hacerte cargo de ti.

Si enfocas tu atención en el otro, te desenfocas de ti mismo.


Kenny Pineda

La importancia de decidir…

la importancia de decidir

Todo el tiempo tomamos decisiones, siempre y cuando seas tú, quien decide en tu vida, será la decisión correcta.

Estamos muy mal acostumbrados a utilizar los términos “bueno” y “malo”, pero no existe una mala decisión, si detrás de ésta encuentras la enseñanza que trae consigo y asumes las consecuencias. Sin embargo, si te aferras a etiquetar tus decisiones, piensa que son buenas si te dan una sensación de satisfacción y paz contigo mismo como una mezcla homogénea.

Decisiones…

toma-de-decisiones-614x410

“Nuestras decisiones siempre van a producir un efecto en nuestras vidas y tenemos que hacernos responsables de las consecuencias”.