Se te va el avión

Se te va el avión

Que se te vaya el avión, pero no pierdas de vista el destino…

Si una estrategia no te va o no te lleva, toma otra antes de cambiar el objetivo. Si tienes un sueño busca en las diversas formas una que te lleve a convertirlo en una realidad, pero no te des por vencido.
Recuerda que para un sitio pueden existir múltiples caminos, no te aferres a uno sólo, no te obsesiones con un solo método, no te cases con una sola creencia.

Cada uno elige su manera… Lo que le funciona a uno no tiene necesariamente que funcionarles a todos.
Si no hay camino, hazlo. Insiste, persiste!

Que no se quede en sueño, porque los sueños abandonados saben a frustración, a arrepentimiento. Moldea tus deseos, porque son tuyos. Si lo haces bajo las instrucciones precisas de alguien más, será el sueño o deseo de ese alguien, pero no el tuyo.

Defiende tus ideales con quehaceres propios. Traza tu mapa, elige el vehículo y ve hacia esa dirección, si no es lo que querías entonces puedes cambiar el rumbo, pero no desistas bajo una suposición vana.

Difícilmente sabrás lo que ese lugar tiene para ti sin antes estar ahí.

¡Buen camino, disfrútalo!

Kenny Pineda.

Voluntad

voluntad

La Voluntad, ni se vende ni se compra…
no se presta, ni se regala.
No hay transfusión de voluntad, no existe,
porque la voluntad es sólo de quien la práctica.

La voluntad sólo es vista por aquellos que deciden usarla
como herramienta, quizá gradual y dulcemente…
Está situada en la mente y al ser reconocida
y utilizada como acción,
crea un hábito, un buen hábito
que construye el carácter y forma el destino.