Se te va el avión

Se te va el avión

Que se te vaya el avión, pero no pierdas de vista el destino…

Si una estrategia no te va o no te lleva, toma otra antes de cambiar el objetivo. Si tienes un sueño busca en las diversas formas una que te lleve a convertirlo en una realidad, pero no te des por vencido.
Recuerda que para un sitio pueden existir múltiples caminos, no te aferres a uno sólo, no te obsesiones con un solo método, no te cases con una sola creencia.

Cada uno elige su manera… Lo que le funciona a uno no tiene necesariamente que funcionarles a todos.
Si no hay camino, hazlo. Insiste, persiste!

Que no se quede en sueño, porque los sueños abandonados saben a frustración, a arrepentimiento. Moldea tus deseos, porque son tuyos. Si lo haces bajo las instrucciones precisas de alguien más, será el sueño o deseo de ese alguien, pero no el tuyo.

Defiende tus ideales con quehaceres propios. Traza tu mapa, elige el vehículo y ve hacia esa dirección, si no es lo que querías entonces puedes cambiar el rumbo, pero no desistas bajo una suposición vana.

Difícilmente sabrás lo que ese lugar tiene para ti sin antes estar ahí.

¡Buen camino, disfrútalo!

Kenny Pineda.

¿Por qué Yo?

por qué yo

¿Por qué yo? Es una pregunta que pocas veces, si no es que ninguna, nos llevará a un crecimiento y hacia una lección. Generalmente esta pregunta nos la hacemos ante una situación compleja.

Si se trata de encontrar una respuesta a este cuestionamiento, ésta será: “Por que yo soy capaz…”

Pero para completar la respuesta debemos hacernos entonces otra pregunta… ¿Para qué?

El para qué nos lleva directamente hacia la lección de Vida que debamos aprender para seguir creciendo.

Cuando respondemos a esta pregunta y sabemos claramente el para qué, entonces podemos encontrar el “cómo”, que también es indispensable para salir de la situación y encontrarnos victoriosos y fortalecidos.

Recuerda cada vez que te venga a la mente en una situación compleja el ¿por qué yo?, hacerte también las preguntas ¿para qué? y ¿cómo?, sólo así encontraras el camino y las soluciones.

Kenny Pineda.