El fracaso

el fracaso

 

“Fracaso” es una palabra que a nadie nos gusta, porque la pensamos y/o pronunciamos generalmente con un gran peso emocional, sin embargo su significado no es tan grave.

Fracaso: Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. Suceso adverso e inesperado.

Sólo hay fracaso si existen expectativas, y es común tener expectativas cuando trazamos una meta, cuando vamos por un objetivo, cuando nos proponemos algo y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos en el momento para lograrlo.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez, con más inteligencia”. Con mayor inteligencia incluso emocional. Practicando la auto-honestidad, sincerándonos con nosotros mismos, aceptando nuestros errores, nuestras limitaciones y comprometiéndonos con nosotros mismos a modificar lo que se considere con conciencia, puede ser modificado en beneficio de uno mismo, y del objetivo.

El fracaso nos habla de una falla en la fórmula, en el procedimiento, en las acciones. Habla de eso, de las decisiones que tomamos en algún momento, no de uno mismo en su totalidad.

Las decisiones, las acciones se pueden cambiar, y por ende el resultado será diferente.

El fracaso brinda experiencia, brinda aprendizaje, sólo entonces vale la pena.

¡Luz y bendiciones para nuestras nuevas decisiones!
Kenny Pineda

Anuncios

Errores

error

Es normal y natural errar, nadie está exento de ello. De hecho no hay persona viva que haya dejado de hacerlo ya.

Lo que no es normal o sano, aunque si común, es que vivamos en el error, que nos obsesionemos con ello, que elijamos diluirnos en él, fundirnos con él para ser una sola cosa, que lo usemos como tarjeta de presentación, que nos atemos con cadenas a la culpa y al auto-castigo. 

Los errores son parte de nuestra naturaleza, de nuestro crecimiento, evolución y trascendencia. Es donde se fundamenta en gran parte nuestro aprendizaje. “La experiencia” comprende caer y levantarse una y otra vez. No hay persona que no haya sufrido un sólo raspón… 

Exigirte ser perfecto es el inicio del fracaso. Cada quien hace lo mejor posible con el nivel evolutivo que tiene en ese preciso momento… en el camino irás haciéndote de armas para enfrentar las batallas que siguen.

Generalmente quien critica y juzga los errores de los otros es el peor juez de sí mismo,  siendo injusto consigo mismo, no esperes que sea justo, comprensivo y considerado con los demás, bendícele y sigue tu camino. No te vuelvas tu peor verdugo.

¡Equivocarse no sólo está permitido, sino que es necesario!

Kenny Pineda.

Experiencia – Crecimiento

The person overcomes difficulties and aspires to the purpose and dream.

No hay Crecimiento si no Experimentamos.

Nuestra vida está repleta de experiencias que nos han aportado algo. Incluso lo que frecuentemente etiquetamos como “malo”, trae implícito una enseñanza, son experiencias para nutrirnos, herramientas de las cuales nos hacemos a lo largo de nuestra Vida para continuar y mejorar. Pruebas, ensayos, oportunidades.

La experimentación es una forma de conocer y de practicar nuestros conocimientos.

De la experiencia se van formando las aptitudes, actitudes, capacidades, valores, etc. Todo aquello que en determinado momento nos sirve para afrontar otra nueva experiencia con un kit más completo, y por tanto, somos y nos sentimos más preparados para nuevas situaciones.

La clave está en recordar que “Tengo lo necesario para hacerle frente a este hecho y aprenderé lo que me haga falta aprender”

Asumir los desafíos y los retos de la Vida nos hace crecer. Son necesarios para la evolución.

Kenny Pineda.

Sabiduría; “La varita mágica”

sabiduría

La “varita mágica” para darle solución a un problema o desafío de la Vida se llama Sabiduría.

La Sabiduría no consiste en el cúmulo de conocimientos, sino en la aplicación de ellos en la Vida diaria en base a las experiencias, lecciones y enseñanzas que ella nos da.

Todos tenemos “una varita mágica”, algunas veces a la mano, otras veces olvidada en el cajón. Lo cierto es que la varita pierde su poder gradualmente si la dejamos de utilizar y se refuerza mientras más uso le demos.

Una mente intranquila, angustiada, saturada, es una varita mágica empolvada.

Es hora de desempolvarla y activar su poder…

Kenny Pineda.