Nuestra Luz, Nuestro Poder…

luz-y-oscuridad2

Nuestro miedo más profundo no es que no tengamos poder. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos más allá de lo que se puede medir. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿Quién soy para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? De hecho, ¿Quién eres para no serlo? Que juegues a lo pequeño no sirve al mundo. No hay nada iluminador en encogerte de manera que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor. Y cuando dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente estamos dando permiso a otras personas para hacer lo mismo. –Marianne Williamson—

Anuncios