Coleccionista de instantes…

LIBRO DE LOS DESEOS

Cientos de historias… todas ellas me hacen ser, sin embargo no soy letras, no soy las palabras pronunciadas ni escritas, soy mucho más que eso…
Soy los sentimientos que se cuelan entre cada una de ellas… Soy la emoción que las motivan y también lo que provocan. Soy un ciclaje y reciclaje de experiencias, de causas y efectos.

Me gusta retratar miles de instantes en mi memoria para revelarlos en hojas de papel.
Me gusta también compartir parte de mí, y guardarme una fracción que quizá a nadie muestro.

Estoy hecha de momentos frescos y añejos, por mis venas corre la pasión que revive cada uno de ellos cuando se me antoja hacerlo, porque entre mi memoria, imaginación y pergamino, sólo existimos mis sentimientos y yo, nadie que yo no quiera tiene acceso… si acaso a una parte de fantasía que algunos pueden llamar “mentira” y a la cual yo le llamo mi realidad alterna.

Gozo paseándome entre mis recuerdos y dándoles respiración mano a tinta para que inhalen una vez más, no los dejo morir en el olvido porque merecen permanecer para recordarme el camino, para continuar el mapa.

No vivo en el pasado, pero a veces lo visito, la mayoría de éstas, sigilosamente; no todos valoran las huellas,no todos saben lo doloroso o placentero de las pisadas… En cada historia hay una parte exclusivamente mía.

Viajo y no necesito equipaje, y en cada lugar a dónde voy, y con cada persona a la que visito recupero un fragmento de mí como una pieza necesaria para el rompecabezas… De cada viaje escribo mi experiencia para traerla al presente como el mejor souvenir.

A veces también creo que escribo mi destino, que lo defino con cada letra… quizá el tiempo no me alcancé para vivir todo lo que deseo vivir, pero mis letras ya me habrán hecho vivir más de lo que humanamente es posible vivir, porque mi imaginación es infinita y mi puño aún es fuerte para sostener la pluma…

Coleccionista de sentimientos, emociones, instantes, que me conforman. Coleccionista de historias de las que estoy hecha.

-Kenny P.-

Cocinando Sueños…

cocinando sueños 2

Si eres alguien a quien le guste la práctica interna, seguro eres reflexiv@, y la reflexión puede hallarse hasta en los hechos más pequeños y aparentemente insignificantes.

Soñé hace algunos días un platillo nunca antes visto ni probado, y lo llevé a cabo, es decir, sin saber cómo lo haría, sólo usando la imaginación… con un punto de partida y un objetivo.

Punto de partida: Un Sueño.
Objetivo: Hacerlo Realidad.


Utilicé ingredientes que me parecían imprescindibles; Voluntad, disposición, y actitud…
Sentido común, lógica, pensamiento, pero kilos y kilos de entusiasmo… y después de ello, ahí estaba: El platillo tal como lo soñé.

Podrá parecer un simple sueño, o un hecho sencillo y sin gracia, pero para mí, que suelo llevar todo a la reflexión, a ese punto donde se une mi mente y espíritu, me lleva o me trae hacia un gran mensaje… “LA VIDA ESTÁ LLENA DE SUEÑOS QUE SE PUEDEN REALIZAR”

Que todo se parece a ello… Receta, ingredientes, sueños, realidades. Que el Universo conspira a nuestro favor cuando queremos lograr algo.

La decisión no puede faltar. Estaba decidida a hacer realidad ese sueño, ese platillo, y no sólo lo hice, sino que lo disfrute enormemente. ¿Entiendes la relación?

Y tú… ¿Que sueño estás cocinando?