El fracaso

el fracaso

 

“Fracaso” es una palabra que a nadie nos gusta, porque la pensamos y/o pronunciamos generalmente con un gran peso emocional, sin embargo su significado no es tan grave.

Fracaso: Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. Suceso adverso e inesperado.

Sólo hay fracaso si existen expectativas, y es común tener expectativas cuando trazamos una meta, cuando vamos por un objetivo, cuando nos proponemos algo y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos en el momento para lograrlo.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez, con más inteligencia”. Con mayor inteligencia incluso emocional. Practicando la auto-honestidad, sincerándonos con nosotros mismos, aceptando nuestros errores, nuestras limitaciones y comprometiéndonos con nosotros mismos a modificar lo que se considere con conciencia, puede ser modificado en beneficio de uno mismo, y del objetivo.

El fracaso nos habla de una falla en la fórmula, en el procedimiento, en las acciones. Habla de eso, de las decisiones que tomamos en algún momento, no de uno mismo en su totalidad.

Las decisiones, las acciones se pueden cambiar, y por ende el resultado será diferente.

El fracaso brinda experiencia, brinda aprendizaje, sólo entonces vale la pena.

¡Luz y bendiciones para nuestras nuevas decisiones!
Kenny Pineda

Anuncios

Desgracia / Oportunidad

oportunidad

¿Desgracia u Oportunidad?Todo depende del cristal con que se mire…

Es como aquello de ver el vaso medio vacío o medio lleno.

Lo que desde un punto puede verse como una desgracia, desde otro puede verse como una gran oportunidad; estos puntos de los que hablo son el pesimismo y el optimismo o bien, el punto de la víctima al que todo le ocurre o el punto del responsable que hace que algo ocurra a partir de un acontecimiento importante.

El optimista no tiene una visión irreal, acepta el conflicto, sin embargo no se estanca y lo toma como impulso; lo convierte en una oportunidad.

Los momentos críticos nos ayudan a ser más fuertes, más inteligentes y más agradecidos. De los momentos críticos es de donde sacamos las mejores lecciones. Después de estos, somos mejores de lo que antes de ellos fuimos.

Rechazar los momentos críticos es negarse a la oportunidad de crecer y avanzar. Quejarse es no reconocer que se tiene la capacidad para evolucionar.

Desgracia u Oportunidad; todo depende de ti…

“Del tamaño de la Prueba, será la Victoria”.

Kenny Pineda.