El fracaso

el fracaso

 

“Fracaso” es una palabra que a nadie nos gusta, porque la pensamos y/o pronunciamos generalmente con un gran peso emocional, sin embargo su significado no es tan grave.

Fracaso: Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. Suceso adverso e inesperado.

Sólo hay fracaso si existen expectativas, y es común tener expectativas cuando trazamos una meta, cuando vamos por un objetivo, cuando nos proponemos algo y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos en el momento para lograrlo.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez, con más inteligencia”. Con mayor inteligencia incluso emocional. Practicando la auto-honestidad, sincerándonos con nosotros mismos, aceptando nuestros errores, nuestras limitaciones y comprometiéndonos con nosotros mismos a modificar lo que se considere con conciencia, puede ser modificado en beneficio de uno mismo, y del objetivo.

El fracaso nos habla de una falla en la fórmula, en el procedimiento, en las acciones. Habla de eso, de las decisiones que tomamos en algún momento, no de uno mismo en su totalidad.

Las decisiones, las acciones se pueden cambiar, y por ende el resultado será diferente.

El fracaso brinda experiencia, brinda aprendizaje, sólo entonces vale la pena.

¡Luz y bendiciones para nuestras nuevas decisiones!
Kenny Pineda

Anuncios

Inventario Enero

checklist

El último día del primer mes de este 2014.

Momento perfecto para hacer un check list de los objetivos y deseos para este ciclo.

Al finalizar el año 2013 y comenzar el 2014 seguramente hicimos un inventario personal de lo que nutre nuestra vida y de lo que la contamina, de esas cosas, situaciones o personas con las que nos sentimos atorados. Seguro también hicimos por lo menos mentalmente una lista de lo que queremos y no queremos para este nuevo ciclo, pero, ¿A cuántos de nosotros se nos han olvidado las metas, a cuántos se nos ha perdido el mapa, y cuántos hemos dejado en el cajón del “después” nuestro entusiasmo por realizar nuestros sueños, por llevar a cabo nuestros planes o por cerrar ciclos que gritan por ser concluidos?, y en caso contrario… ¿Qué tal vamos, qué necesitamos, vamos por buen camino, nos sentimos satisfechos?

Un inventario personal a final de cada mes nos puede ayudar a direccionarnos, a seguir con un mayor y mejor sentido, nos puede ayudar a evitar esa frustración a final de año donde nuestros objetivos se repiten por no haberlos logrado. Esto produce una falta de credibilidad en nosotros mismos, rompe la auto-confianza, la autoestima desciende y no entendemos cómo no pudimos obtener éxito. Ya lo decía Einstein: “No podemos pretender resultados distintos haciendo lo mismo”. Si realizamos las mismas cosas, de la misma manera, sólo obtendremos más de lo mismo, y en ese montón de “lo mismo de siempre” hay cosas que ya no queremos, entonces… ¿Por qué no nos aplicamos y decidimos hoy hacer nuestro inventario personal de enero?

Puede suceder:

*Que nos frustremos un poco, que nos venga la tristeza o decepción por la inactividad hacia el cumplimiento de nuestros propósitos y nos quedemos ahí, resignados a que “este año tampoco será y se nos va otro más de nuestra vida”. (Recuerda asumir las consecuencias)

*Que nos frustremos un poco, que nos venga la tristeza o decepción por la inactividad hacia el cumplimiento de nuestros propósitos o que hagamos conciencia tranquilamente sin castigarnos, y entonces, el entusiasmo renazca, nos levantemos y vayamos con ímpetu a la realización de nuestros propósitos.

*Que quizá nuestro plan deba tener ciertas modificaciones y saquemos las herramientas para lograrlo.

*Que reconozcamos que necesitamos ayuda y apoyo, y vayamos en busca de él antes de que lo acumulable nos ahogue. (Coaching, terapia, Familia, amigos, institución, etc.)

*Que nos cantemos un “urra urra” por lo bien que vamos y sigamos.

*Que nos pongamos metas más altas para Febrero por que descubrimos que nuestro éxito en enero rebasó las expectativas y queremos más.

Mucho que ganar, nada que perder con un inventario personal a Final del mes.

Deseo con el alma que hayas tenido un muy buen primer mes del año y que el siguiente sea mejor. Confío en que así será, podrías confiar también tú.

¡Feliz inventario personal!

Kenny Pineda.

Octubre

octubre

¡Parece increíble que ya estemos en el décimo mes del año!

El tiempo pasa como agua entre nuestras manos y es buen momento para un check list de los propósitos que tuvimos al iniciar el año. Han pasado ya tres cuartas partes de él, sin embargo nos queda un trimestre, el último del 2013 para ponernos las pilas.

Quizá en tres meses no logremos lo que pudimos lograr en doce, pero hay oportunidades aún. No esperemos escuchar los villancicos para que nos lleguen las ganas de proponernos ser mejores.

Mide tu desempeño de lo que va del año, pregúntate si es así como te imaginabas en este punto y qué es lo que puedes hacer en dirección a tus objetivos.

Si te trazas pequeñas metas para estos tres meses restantes, seguro llegarás al 2014 mucho más animado para continuar y seguir avanzando.

Feliz inicio de mes y feliz último trimestre 2013.


Kenny Pineda.