Distintas caras, distintas historias, pero el mismo patrón. 

patrones

 

 

Si nos encontramos repitiendo un mismo patrón a pesar de saber que hemos trabajado en ello, muy probablemente es que la creencia limitante que lo sustenta siga ahí y no haya sido arrancada de raíz y sustituida por una creencia potenciadora.

Esa creencia sigue brindándonos una sensación o estado de, seguridad y/o placer que nos mantiene resguardados de algo que consideramos peligroso. Hay ganancias aun significativas en preservar esa creencia.

Mientras no seamos capaces de renunciar y soltar esa fuente externa de protección, seguiremos viviendo una experiencia similar a la anterior. Sin embargo, el expresar y auto-reprocharnos que tanto trabajo personal no ha servido de nada, es una mentira que decidimos contarnos para victimizarnos y no hacernos responsables, es una visión nada objetiva, ya que, aunque la experiencia sea parecida, nunca será la misma.

En la experiencia anterior aprendimos algo y modificamos. Hay ciertas cosas que ya no son iguales y por eso, la experiencia no puede ser -“otra vez lo mismo”-.

En esta experiencia similar, habremos de aprender una nueva cosa que hará que la siguiente sea diferente, aunque parecida.

Así, vamos avanzando en nuestro camino de progreso, a veces a pasos agigantados, otras tantas a paso de gallo- gallina, pero es imposible que siempre estemos en las mismas condiciones.

Claro, el trabajo personal nunca cesa, cuando creemos tener un tanto resuelto, aparece una nueva cosa que trabajar, pero uno decide si lo ve como una carga pesada o si lo vive como un nuevo experimento en esta hermosa aventura que es Vivir.  

Kenny Pineda.

 

Anuncios

Masaje…

masaje hombre

En la categoría de RenovARTE tengo una actividad para ti, que funciona muy bien…

Al consentir a esa persona especial con la que tienes conexión muy importante, te consientes a ti mism@, lo que te hace tener esa sensación de renovad@… Estoy hablando de un masaje, pero no un simple masaje; me refiero a un spa casero para la pareja.

Primero, le regalas a tu pareja un baño rico, le preparas el baño con incienso, música rica, velas, preparas su toalla, apagas las luces y lo haces pasar para que se bañe a la luz de las velas en un ambiente totalmente relajante. Además de eso puedes poner un post-it con un mensaje cariñoso deseándole que disfrute su baño.

Mientras él se baña, preparas la recámara con un ambiente similar al del baño, es decir, con velas, loción en las sábanas, incienso, música (te recomiendo de sax) y algunas cremitas cerca. También puedes preparar un café, el sillón, una mesita cerca del sillón para que beba su café al salir del baño, mientras prendes las velas de la recámara y te preparas para el masaje. Al salir del baño, lo invitas a pasar al sillón y a tomar su café o la bebida que más le guste, y le indicas que en unos minutos podrá pasar a la recámara.

Después de unos minutos en el sillón, le llamas para que entre a la recámara y ya con música, lo invitas a acomodarse en la cama para empezar la sesión de masaje.

No tienes que ser un(a) masajista profesional, sólo hacerlo con dedicación, cariño, hacerl@ disfrutar y disfrutar mientras das el masaje por cada parte de su cuerpo, que si es tu pareja, debe gustarte bastante. Lo demás lo dejamos a la creatividad de cada quien, o a lo que fluya en esta noche mágica de Spa casero a la pareja.
<
Ya verás como haces sentir a tu pareja renovada y a su vez, tú te sientes renovad@.

¡Éxito!