Decisión correcta

volado
Nos aferramos a tomar “la mejor decisión”, “la decisión correcta” y… ¿quién puede saber cuál es la decisión perfecta?

Dejamos al asar elecciones importantes…

Creamos frustración al rededor de una decisión por el miedo a equivocarnos. ¿A caso no, cuando tiramos un volado, sabemos lo que queremos? ese instante en que la moneda gira en el aire, dentro de nosotros está el deseo de que caiga en una cara específica y ahí está nuestro deseo que minimizamos, negamos o rechazamos por una u otra razón.

¿Dejamos a la suerte nuestra felicidad, nuestra intensión o voluntad o peor aún, dejamos que alguien más nos indique el camino muy a pesar de nuestro verdadero deseo?

Si no sabes si negro o blanco tira la moneda, pero no para que la moneda decida por ti, sino para que te percibas en el momento del tiro y te escuches a ti mismo, para que le prestes atención a esa voz interna que ya sabe qué quiere.

No siempre podemos hacer lo que queremos, es cierto, pero también es cierto que no siempre tenemos que hacer eso que no queremos. La vida no es en blanco y negro, la Vida no es sólo extremos, la Vida tiene un catálogo de posibilidades para cada uno de nosotros y existe más de un camino.

Probablemente las circunstancias no se adecuen a lo que nosotros idealizamos, pero si existe la ancha probabilidad de elegir lo que más se le parezca, abandonar la necedad de no querer nada si no es como yo lo imagino. Existe la probabilidad de negociar con nosotros mismos sin sernos desleales.

Dale voz a tu deseo y finalmente puedes elegir qué hacer con él.

Kenny Pineda.

Anuncios

Esta es una buena oportunidad para…

oportunidad para

¿Estás pasando por una situación crítica?

¿Atraviesas un cambio importante?

Es muy común que nos enfoquemos en lo que dejamos atrás que nos causaba beneficio o placer, es común centrar nuestra atención en lo que perdemos, en lo que tuvimos y ya no tenemos, en eso que se nos va de las manos y eso puede servir como reflexión, sin embargo, el quedarnos enganchados en el pasado, no nos dejará avanzar, o por lo menos nuestros pasos serán mucho más pesados. 

Instalarnos en el pasado se vuelve un mal habito, un estilo de Vida que nos causa sufrimiento y deteriora nuestra capacidad de gozo en el presente. 

¿Qué tal si probamos haciendo algo diferente hoy?

Te propongo tomar pluma y papel, poner como título “Esta es una buena oportunidad para…” y debajo ir haciendo una lista de lo que se te vaya ocurriendo en este momento y en los siguientes días.

Irás encontrado cosas que te motiven, que te cambien la perspectiva, tu mente y tu estado de ánimo fluirán cambiando los pensamientos que te tienen atorado, mirarás al frente y no hacia atrás. Tu panorama se abrirá, verás cosas que antes no tomabas en cuenta y tienes la gran oportunidad de comprometerte con lo que elijas de tu lista.  Un pequeño cambio basta para que los resultados sen diferentes.

Anímate, podrías perder más de lo que has perdido hasta ahora, con mirar hacia atrás te estás perdiendo ya, de lo maravilloso que es construir tu presente, y mirar un paisaje nuevo y bello. ¡Evita perder, por miedo a perder!

Es cierto que hoy estás viviendo efectos de tu pasado, pero mañana vivirás los efectos de tu presente. ¡Conéctate a la Vida y sigue, tu vida aún no ha terminado!

Todo cambio ofrece oportunidades… ¿Cuáles son las tuyas?

¡Bendiciones y luz para tu camino!

Kenny Pineda

La barra de jabón

Cada día es una barra de jabón en tus manos, el catálogo de posibilidades es amplio…

“Tu vida es como esa barra de jabón, y en tus manos existen posibilidades infinitas…”

“No queda de otra…”

no queda de otra, ni modo (2)

Seguramente en alguna conversación has escuchado esta frase… Al preguntarle a alguien por el trabajo, por la dieta, por el estado de ánimo, por como le va en la Vida, etc. Suelen finalizar su frase con un “No queda de otra”.

Ejemplo: -Pues trabajando y trabajando, el jefe es un ogro, pero pues “no queda de otra”-, -Muriéndome de hambre, ya sabes, a pura ensalada, pero pues “no queda de otra”-, -¿Qué cómo estoy? le estoy echando ganas, “no queda de otra”-.

A las personas que utilizan esta frase, difícilmente le rinden resultados sus esfuerzos, pues el “No queda de otra” denota su gran sufrimiento al hacer ese esfuerzo para obtener ganancias. Una carga negativa en sus acciones no les deja ver florecer la semilla de sus actos. Puede que consigan algunos, pero al no disfrutar lo que hacen, éste de poco servirá. La satisfacción es nula, por lo tanto el resultado muy poco valorado.

Recuerda que “Si queda de otra o de otras…” o le pones actitud o mejor no lo hagas, porque esto último es casi lo mismo a hacer las cosas “porque no queda de otra”.

Incluye en tu catálogo de posibilidades el hacerlo pero hacerlo con una buena ACTITUD y disfrutar del camino que te lleva hacia tu objetivo.

Tus palabras reflejan lo que hay en tu interior…

Kenny Pineda.