El Libro de Mi Vida

mi pasado me abraza

Mi Vida es como un libro que he empezado a escribir desde ese día que nací, y comprendo que no podré escribir un nuevo capítulo si no dejo de leer el anterior, mas sé también que lo que hoy escribo y escribiré se basa en esa historia y no por ello regreso una y otra vez a releerla, y mucho menos a reescribirla.

Mi libro no estaría completo si decidiera arrancar las hojas anteriores, no tendría sentido ni propósito.
Sé que mis experiencias y mis memorias me han traído al sitio donde estoy y lo que hoy vivo será lo que me lleve al mañana…
Borrar parte de mi pasado sería eliminar una parte de mí, una historia fundamental en mi evolución.
Etapas, ciclos, escalones… Subidas y bajadas, todas ellas fragmentos de mi camino, pedazos de mi sendero…
Nada estorba, nada falta, todo tiene su lugar; su espacio y tiempo en la Vida y en la memoria.
Todo pasa y algo se queda…
Nadie puede suprimir a su conveniencia lo que sólo yo he de desechar cuando ya no me sirva.

Amo mi Vida, con todas sus partes, amo mis tiempos, mis espacios, mis experiencias e historias, amo mis realidades y mis fantasías, amo lo que fui y lo que soy.

Amo mi pasado y mi presente.

Abrazo mi historia en su totalidad, esa historia me abraza a mí sin hacerme su esclava o estar presa. Amo mi historia en su totalidad y no por eso dejo de amar y disfrutar mi Hoy.

Soy el libro completo, no parte de él… y mi capítulo favorito es el que escribo a cada momento.

Kenny Pineda.

Anuncios

Cocinando Sueños…

cocinando sueños 2

Si eres alguien a quien le guste la práctica interna, seguro eres reflexiv@, y la reflexión puede hallarse hasta en los hechos más pequeños y aparentemente insignificantes.

Soñé hace algunos días un platillo nunca antes visto ni probado, y lo llevé a cabo, es decir, sin saber cómo lo haría, sólo usando la imaginación… con un punto de partida y un objetivo.

Punto de partida: Un Sueño.
Objetivo: Hacerlo Realidad.


Utilicé ingredientes que me parecían imprescindibles; Voluntad, disposición, y actitud…
Sentido común, lógica, pensamiento, pero kilos y kilos de entusiasmo… y después de ello, ahí estaba: El platillo tal como lo soñé.

Podrá parecer un simple sueño, o un hecho sencillo y sin gracia, pero para mí, que suelo llevar todo a la reflexión, a ese punto donde se une mi mente y espíritu, me lleva o me trae hacia un gran mensaje… “LA VIDA ESTÁ LLENA DE SUEÑOS QUE SE PUEDEN REALIZAR”

Que todo se parece a ello… Receta, ingredientes, sueños, realidades. Que el Universo conspira a nuestro favor cuando queremos lograr algo.

La decisión no puede faltar. Estaba decidida a hacer realidad ese sueño, ese platillo, y no sólo lo hice, sino que lo disfrute enormemente. ¿Entiendes la relación?

Y tú… ¿Que sueño estás cocinando?