Cocinando Sueños…

cocinando sueños 2

Si eres alguien a quien le guste la práctica interna, seguro eres reflexiv@, y la reflexión puede hallarse hasta en los hechos más pequeños y aparentemente insignificantes.

Soñé hace algunos días un platillo nunca antes visto ni probado, y lo llevé a cabo, es decir, sin saber cómo lo haría, sólo usando la imaginación… con un punto de partida y un objetivo.

Punto de partida: Un Sueño.
Objetivo: Hacerlo Realidad.


Utilicé ingredientes que me parecían imprescindibles; Voluntad, disposición, y actitud…
Sentido común, lógica, pensamiento, pero kilos y kilos de entusiasmo… y después de ello, ahí estaba: El platillo tal como lo soñé.

Podrá parecer un simple sueño, o un hecho sencillo y sin gracia, pero para mí, que suelo llevar todo a la reflexión, a ese punto donde se une mi mente y espíritu, me lleva o me trae hacia un gran mensaje… “LA VIDA ESTÁ LLENA DE SUEÑOS QUE SE PUEDEN REALIZAR”

Que todo se parece a ello… Receta, ingredientes, sueños, realidades. Que el Universo conspira a nuestro favor cuando queremos lograr algo.

La decisión no puede faltar. Estaba decidida a hacer realidad ese sueño, ese platillo, y no sólo lo hice, sino que lo disfrute enormemente. ¿Entiendes la relación?

Y tú… ¿Que sueño estás cocinando?