Resultados extraordinarios

Man jump

¡Si quieres resultados extraordinarios, haz esfuerzos extraordinarios!

Bonito tu día!
Kenny Pineda.

Anuncios

Ya te preguntaste..?

image description

Para hoy, sólo unas preguntas…

¿Qué es lo que quieres?


¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo?


¿A partir de cuándo?

Para lograr lo que uno desea es necesario auto-orientarse, preguntarse a sí mismo -¿Qué quiero?-
No basta con ello para que los resultados se vean materializados, sin embargo, esto es fundamental para lograrlo.
Es importante plantearse hacia dónde se quiere ir, observar el catálogo de posibilidades que tenemos para llegar hasta ahí, estar consciente del costo/compromiso que ello implica y actuar en congruencia, pero definitivamente el arte de la reflexión es lo principal para establecer tanto metas como métodos.
Si no sabes hacia dónde ir, el camino que elijas o el que te elijan dará igual…
Tener un objetivo alimenta al entusiasmo y a la motivación, no dejes que estos dós desfallezcan por desnutrición. 😉

¡Te deseo una iluminada reflexión y materializados resultados!
¡Bonito día!

Kenny Pineda

Día Internacional de la FELICIDAD

Persona-feliz

¡¡¡FELIZ DÍA, FELIZ ACTITUD, FELIZ VIDA A TODOS LOS LECTORES DE REFLEXIÓN-ARTE Y AL MUNDO ENTERO!!!!

Kenny Pineda.

Inventario Enero

checklist

El último día del primer mes de este 2014.

Momento perfecto para hacer un check list de los objetivos y deseos para este ciclo.

Al finalizar el año 2013 y comenzar el 2014 seguramente hicimos un inventario personal de lo que nutre nuestra vida y de lo que la contamina, de esas cosas, situaciones o personas con las que nos sentimos atorados. Seguro también hicimos por lo menos mentalmente una lista de lo que queremos y no queremos para este nuevo ciclo, pero, ¿A cuántos de nosotros se nos han olvidado las metas, a cuántos se nos ha perdido el mapa, y cuántos hemos dejado en el cajón del “después” nuestro entusiasmo por realizar nuestros sueños, por llevar a cabo nuestros planes o por cerrar ciclos que gritan por ser concluidos?, y en caso contrario… ¿Qué tal vamos, qué necesitamos, vamos por buen camino, nos sentimos satisfechos?

Un inventario personal a final de cada mes nos puede ayudar a direccionarnos, a seguir con un mayor y mejor sentido, nos puede ayudar a evitar esa frustración a final de año donde nuestros objetivos se repiten por no haberlos logrado. Esto produce una falta de credibilidad en nosotros mismos, rompe la auto-confianza, la autoestima desciende y no entendemos cómo no pudimos obtener éxito. Ya lo decía Einstein: “No podemos pretender resultados distintos haciendo lo mismo”. Si realizamos las mismas cosas, de la misma manera, sólo obtendremos más de lo mismo, y en ese montón de “lo mismo de siempre” hay cosas que ya no queremos, entonces… ¿Por qué no nos aplicamos y decidimos hoy hacer nuestro inventario personal de enero?

Puede suceder:

*Que nos frustremos un poco, que nos venga la tristeza o decepción por la inactividad hacia el cumplimiento de nuestros propósitos y nos quedemos ahí, resignados a que “este año tampoco será y se nos va otro más de nuestra vida”. (Recuerda asumir las consecuencias)

*Que nos frustremos un poco, que nos venga la tristeza o decepción por la inactividad hacia el cumplimiento de nuestros propósitos o que hagamos conciencia tranquilamente sin castigarnos, y entonces, el entusiasmo renazca, nos levantemos y vayamos con ímpetu a la realización de nuestros propósitos.

*Que quizá nuestro plan deba tener ciertas modificaciones y saquemos las herramientas para lograrlo.

*Que reconozcamos que necesitamos ayuda y apoyo, y vayamos en busca de él antes de que lo acumulable nos ahogue. (Coaching, terapia, Familia, amigos, institución, etc.)

*Que nos cantemos un “urra urra” por lo bien que vamos y sigamos.

*Que nos pongamos metas más altas para Febrero por que descubrimos que nuestro éxito en enero rebasó las expectativas y queremos más.

Mucho que ganar, nada que perder con un inventario personal a Final del mes.

Deseo con el alma que hayas tenido un muy buen primer mes del año y que el siguiente sea mejor. Confío en que así será, podrías confiar también tú.

¡Feliz inventario personal!

Kenny Pineda.

La Vida: Nuestra escalera

escalera de la vida

Mi Vida es mi Escalera personal. Para pasar en el siguiente escalón, debo estar en éste.

Todo es gradual y en ascendencia… Debo ver hacia arriba si es que quiero subir.

No conseguiré avanzar si mi mirada y atención está puesta en la escalera del otro.

Cada peldaño fortalece mis músculos, mis pies y piernas que son los que me sostienen. Cada peldaño fortalecen mi espíritu y me hacen perseverante.

Me anima ver un nivel al que quiero llegar, sin embargo, sé que no es posible saltar hasta ahí, que debo pasar por varios escalones más y entonces mi entusiasmo crece y disfruto cada movimiento requerido para llegar al nivel que me motivó.

Si no veo y vivo con amor mi propia escalera, seguramente me quedaré estancado.

Si deseo la escalera de alguien más es envidia.

Si rechazo mi escalera y pienso en saltar, sería un suicidio.

Si quiero llegar mágicamente a un nivel más alto, se llamaría no esforzarse ni merecer.

Si escucho a quienes me gritan que no podré subir, el ruido me distraerá y no avanzaré.

Si volteo constantemente hacia los peldaños por los que ya pasé, me marearé y caeré en ellos otra vez, para volver a empezar pero con mucho más dolor y sentimiento de culpa.

Si intento subir corriendo, me cansaré pronto, no disfrutaré y corro el riego de tropezar, lo que significa que de todas formas tendré que esperar un poco para recuperarme y decidir subir con más calma.

Si busco siempre sostenerme del barandal, en el momento en que éste ya no esté, creeré que no puedo continuar y difícilmente seguiré.

Si respiro con calidad, la energía se mantendrá.

Si me canso puedo decidir sentarme y descansar un momento, sin embargo si me acuesto corro el riesgo de quedarme dormido ahí.

Si subo con voluntad, decisión y convicción, llegaré hasta donde yo me proponga llegar.

Si me encuentro alto y hago alarde para hacer menos a quienes no están al mismo nivel, seguramente perderé el equilibrio y caeré hasta acabar dónde comencé.

Kenny Pineda.

Desgracia / Oportunidad

oportunidad

¿Desgracia u Oportunidad?Todo depende del cristal con que se mire…

Es como aquello de ver el vaso medio vacío o medio lleno.

Lo que desde un punto puede verse como una desgracia, desde otro puede verse como una gran oportunidad; estos puntos de los que hablo son el pesimismo y el optimismo o bien, el punto de la víctima al que todo le ocurre o el punto del responsable que hace que algo ocurra a partir de un acontecimiento importante.

El optimista no tiene una visión irreal, acepta el conflicto, sin embargo no se estanca y lo toma como impulso; lo convierte en una oportunidad.

Los momentos críticos nos ayudan a ser más fuertes, más inteligentes y más agradecidos. De los momentos críticos es de donde sacamos las mejores lecciones. Después de estos, somos mejores de lo que antes de ellos fuimos.

Rechazar los momentos críticos es negarse a la oportunidad de crecer y avanzar. Quejarse es no reconocer que se tiene la capacidad para evolucionar.

Desgracia u Oportunidad; todo depende de ti…

“Del tamaño de la Prueba, será la Victoria”.

Kenny Pineda.

“No queda de otra…”

no queda de otra, ni modo (2)

Seguramente en alguna conversación has escuchado esta frase… Al preguntarle a alguien por el trabajo, por la dieta, por el estado de ánimo, por como le va en la Vida, etc. Suelen finalizar su frase con un “No queda de otra”.

Ejemplo: -Pues trabajando y trabajando, el jefe es un ogro, pero pues “no queda de otra”-, -Muriéndome de hambre, ya sabes, a pura ensalada, pero pues “no queda de otra”-, -¿Qué cómo estoy? le estoy echando ganas, “no queda de otra”-.

A las personas que utilizan esta frase, difícilmente le rinden resultados sus esfuerzos, pues el “No queda de otra” denota su gran sufrimiento al hacer ese esfuerzo para obtener ganancias. Una carga negativa en sus acciones no les deja ver florecer la semilla de sus actos. Puede que consigan algunos, pero al no disfrutar lo que hacen, éste de poco servirá. La satisfacción es nula, por lo tanto el resultado muy poco valorado.

Recuerda que “Si queda de otra o de otras…” o le pones actitud o mejor no lo hagas, porque esto último es casi lo mismo a hacer las cosas “porque no queda de otra”.

Incluye en tu catálogo de posibilidades el hacerlo pero hacerlo con una buena ACTITUD y disfrutar del camino que te lleva hacia tu objetivo.

Tus palabras reflejan lo que hay en tu interior…

Kenny Pineda.

Anteriores Entradas antiguas